Amplía el espacio con estas 5 asombrosas ideas para habitaciones dos en uno

Te explicamos cómo crear una habitación del bebé bonita a la vez que práctica.

«Esperamos a nuestro primer hijo y necesitamos que la habitación de sobra sirva tanto como habitación de bebé como estancia de invitados. ¿Cómo podemos aprovechar al máximo el espacio?»

En la mayoría de casas y apartamentos modernos, el espacio está restringido, así que la forma de dividirlo y de usarlo puede suponer un gran impacto para la vida diaria.

Si tienes la suerte de disponer de una habitación de sobra, puede que transformarla en una habitación para el bebé no sea una opción si la necesitas también para otros fines.

Una habitación con doble finalidad, dormitorio y habitación del bebé, requiere una planificación cuidadosa y una mano de pintura, pero si lo haces bien dispondrás del espacio perfecto para los abuelos cuando vengan de visita y un lugar acogedor para que tu bebé sea feliz.

Una paleta de colores sofisticados y neutros es un magnífico punto de partida para cualquier dormitorio, especialmente uno que tenga que alojar a diferentes grupos de edad.

1. Territorio neutral

Una paleta de colores sofisticados y neutros es un magnífico punto de partida para cualquier dormitorio, especialmente uno que tenga que alojar a diferentes grupos de edad.

Si la habitación de sobra es pequeña, decorarla con tonalidades pálidas y frías como ostra o acero le dará una sensación de brillo y ventilación, perfecta si quieres colocar una cama y una cuna.

Para lograr una sensación más íntima y acogedora, opta por tonos neutros versátiles del extremo cálido del espectro, como el coco, la castaña o la arenisca.

¿Qué pinturas?

Mangosta
Vison Suave
Gris Natural
Marrón Ceniza

Las tonalidades atenuadas ayudan a crear un esquema maravilloso, tanto bonito como moderno.

2. La belleza de los tonos pastel

Si sueñas con una habitación de bebé con un esquema de colores al estilo tradicional pero también quieres crear un espacio en el que los abuelos se sientan cómodos, podrías sustituir los rosas edulcorados y los azules debe con una paleta de colores más para adultos.

Considera colores elegantes con tonos refrescantes, como albaricoque, ciruela, lavanda y menta. Estas tonalidades atenuadas forman la combinación perfecta entre dulce y sofisticación y te ayudarán a crear un esquema maravilloso que será tanto bonito como moderno.

¿Qué pinturas?

Rosa Pálido
Madera Primaveral

Las rayas gruesas verticales junto a la cuna del bebé quedarán muy elegantes, sobre todo con tonalidades neutras o pastel.

3. Divide y vencerás

Si lo que más te atrae es definir los diferentes espacios de la habitación, piensa en crear una pared destacada junto a la cuna o a la cabeza de la cama.

Las rayas gruesas verticales junto a la cuna del bebé quedarán muy elegantes, sobre todo con tonalidades neutras o pastel. Es también una buena forma de añadir interés sobre esa parte de la habitación sin que parezca demasiado infantil para el resto del esquema.

Para darle un aspecto del diseñador más atrevido a la sección adulta de la estancia, crea un efecto degradado en una pared con uno de los tonos pastel que más te guste con una tonalidad más intensa para lograr un contraste agradable. Prueba con un amarillo crema con una tonalidad limón picante para logar un look alegre.

¿Qué pinturas?

Blanco Nativo
Almendra
Vendeval

Para evitar que el espacio se inunde con peluches y colonias, elige unidades de almacenamiento apilables y móviles que se puedan colocar con facilidad debajo de la cuna o de un sofá cama.

5. Saca partido a tu espacio

Si te cuesta hacerlo encajar todo, quizá deberías reconsiderar el mobiliario. Si ya tienes una cama doble, quizá sea buena idea sustituirla por un futón o un sofá cama que pueda actuar tanto para sentarse como para dar de comer al bebé.

Los bebés son pequeños, pero necesitan muchas cosas que hay que guardar al alcance de la mano. Para evitar que el espacio se inunde con peluches y colonias, elige unidades de almacenamiento apilables y móviles que se puedan colocar con facilidad debajo de la cuna o de un sofá cama.

Una cortina suspendida del techo puede cubrir la cuna y crear una especie de habitación improvisada para darle a tu bebé o invitado un poco de privacidad.

6. Cortina colgada

Una cortina suspendida del techo sobre la cuna o una pantalla plegable pueden crear una especie de habitación improvisada para dar la sensación de espacios independientes.

Mejor consejo

Decorar un esquema neutro con unas cuantas plantas de sencillo cuidado y algunas fotografías enmarcadas. Una pared con retratos familiares es una buena forma de personalizar la habitación, a la que además se pueden añadir nuevas imágenes a medida que crezca el bebé.

Llama la atención con estos colores:

Mangosta
Vison Suave
Rosa Pálido
Madera Primaveral
Blanco Nativo