La teoría sobre la luz de Isaac Newton demostró que la gama de colores se compone de rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta. Así es: el morado no aparece. Puede que te sorprenda descubrir que si bien el violeta es un color de verdad y forma parte del espectro visible, no sucede lo mismo con el morado, que se puede utilizar para describir cualquier tono entre rojo y azul.

Aunque no pueda considerarse un “color” en el sentido estricto de la palabra, el morado sigue siendo una forma maravillosa de describir todos los tonos elegantes y suntuosos que oscilan entre el azul y el rojo, como el lavanda, el malva, el púrpura y el orquídea. Vale, puede que Newton no esté de acuerdo técnicamente, pero seguro que nunca ha dormido en una habitación decorada con relajantes tonos lavanda...

Colores de la imagen