Aprovecha el poder de los neutros fríos para crear sensación de espacio. Por norma general, los tonos fríos como el blanco perla y el gris paloma agrandan visualmente una habitación, mientras que las tonalidades oscuras crean un ambiente más íntimo. ¿Techos bajos? Elige un color un par de tonos más claro que el de las paredes para crear un estilo más alargado y fluido. ¿Espacios estrechos? Utiliza un tono más oscuro en las paredes más cortas y un tono claro en las más largas para dar sensación de amplitud.

Los colores vivos también quedan bien en espacios pequeños. No solo engañan a la vista para dar impresión de amplitud, sino que un baño de color en tu cocina también es un modo infalible de atraer la inspiración culinaria. Pinta un arco de entrada o un hueco entre estanterías con un color vivo para desviar la vista de las zonas más estrechas.

{LOCAL MARKET: note that if a light-reflecting product is available in your market, such Light & Space product line in the UK, refer to it within this copy. If there is a kitchen specific product, consider a reference to this as well.}

Colores de la imagen