Si quieres marcar estilo no tienes por qué pintar todo el exterior de tu casa. De hecho, hay pocas cosas con tanto potencial y que causen un impacto tan inmediato como la puerta principal. Aplicar el mejor color para la puerta depende del estilo de tu casa, así que antes de que empieces a imaginar una entrada de película, ten en cuenta el estilo de la puerta y el marco que la rodea.

Si tu casa es de estilo tradicional con una puerta antigua y maciza, colores clásicos como el azul marino, el rojo intenso, marrones y blancos le darán un aire de época. Por norma general, a las casas de campo les quedan mejor los tonos inspirados en la naturaleza, como verdes suaves, grises azulados y rojos morados, mientras que las puertas modernas quedarán fabulosas con rojos brillantes, azul marino intenso o negro azabache.

Colores de la imagen