Ácido, fresco y estimulante (al igual que la sabrosa fruta de la que recibe su nombre), el color lima se encuentra a tres cuartas partes del camino entre el amarillo y el verde. Es un tono brillante y alegre que despierta sentimientos de juventud, picardía, energía y optimismo.

Hay quien cree que el color lima hace que uno se sienta con más esperanza, más animado y con mayores expectativas, además de ofrecer una nueva perspectiva y tener el potencial de renovar la energía vital. Si te apetece darle un giro a tu vida, empieza con introducir deliciosos tonos lima en tu hogar. Puedes pintar las paredes en verde lima combinadas con carpintería blanca para obtener un look moderno, o destaca un interior neutro con animados accesorios en este color, como cojines o una alfombra con rayas rosas y lima.

Colores de la imagen