El musgo, una de las primeras plantas en aparecer sobre la faz de la Tierra, es uno de los colores más versátiles de la naturaleza. Desde los tonos pastel hasta el neón, el verde musgo tiene un poder tranquilizador y relajante que nos mantiene conectados con el mundo natural. Los tonos verde musgo son colores de herencia, y quedan de maravilla en propiedades de época, aunque también dan una sensación primitiva a espacios más contemporáneos.

¿Buscas un estilo espectacular a la vieja usanza? Combina un intenso verde bosque con madera natural o roble. Los tonos pálidos de verde musgo quedan muy luminosos cuando se acompañan de accesorios más oscuros, como muebles en tonos hiedra o aceituna. Si lo que quieres es un contraste alegre, prueba a destacar un esquema de verdes con suaves toques de albaricoque, calabaza o frambuesa.

Colores de la imagen