La belleza de los tonos pastel

Si prefieres los colores tenues en lugar de los tonos vivos, prueba a resaltar tu cocina con una paleta de colores más sutil. Tanto si te sientes más cómodo rodeado de tonos cálidos y suaves, como el azul pálido y el rosa, como si te alegra la presencia de tonalidades pastel más dulces como el limón, morado y menta, el secreto para que queden bien es elegir una paleta de dos o tres colores y ajustarse a ella.

Pequeños toques

El color no tiene por qué quedar relegado a las paredes; incluso algo tan simple como pintar los armarios o el mobiliario aportará dinamismo con un coste muy bajo. Si tu estilo es clásico, usa un tono similar tanto para los armarios como para el mobiliario, o atrévete y decora cada silla en un color diferente. Para el toque final, escoge accesorios de tonos parecidos a los de las paredes, así crearás una combinación de colores uniforme y afianzarás el look en su conjunto.

Studio Color 1

Además, te ofrecemos nuestro servicio de consultorio color, donde nuestra interiorista te ayudará a resolver todas tus dudas. ir al consultorio color online

Colores de la imagen