También para adultos

Despídete de los rosados y azules pálidos: los tonos pastel se apuntan al look maduro. Esta temporada se llevan colores suaves y refrescantes, como el melocotón, el jengibre y el rosa suave.

Estos delicados tonos pastel, que nada tienen que ver con las tonalidades dulces que asociamos con espacios infantiles, dan un aire refrescante a una habitación y crean un ambiente sofisticado y con estilo.

Un aire nuevo

Para que tu salón cobre vida, combina neutros cálidos como el champán y el marfil con tonos pastel tenues, como el melocotón y jengibre. También puedes crear un punto de atención con un elemento que ya está presente en la habitación, como una chimenea. Solo tienes que pintarla en un tono pastel y después aplicar capas de otras tonalidades de la misma familia en las paredes que la rodean para dar sensación de profundidad y causar efecto.

Si quieres darle un toque moderno, incorpora detalles metálicos, como un candelabro de cobre o un tablero de mesa de latón.

Colores de la imagen