¿Piensas que el gris es aburrido? Te equivocas. Como dijo el pintor francés Odilon Redon: “El gris básico es el alma de todos los colores”, y existe, de hecho, toda una gama de colores grises, desde el gris perla pasando por el metálico oscuro y el gris francés.

El gris puede dar un aire industrial, romántico o atrevidamente moderno: tú eliges. Los tonos más próximos al negro, como el carbón y el pizarra, ofrecen un estilo elegante y espectacular, y quedan bien cuando se combinan con colores impactantes como el amarillo o un naranja atrevido. Los tonos más pálidos del gris, como el plateado y el marrón topo, son sutiles y sofisticados y funcionan bien con materiales naturales y texturas delicadas. Así que un aplauso para el gris. De frío nada: está que arde.

Colores de la imagen