En numerosas culturas el pájaro azul representa la alegría, la prosperidad y la buena salud. Su brillante plumaje de color zafiro es un milagro de la naturaleza: descompone las partículas de la luz del sol para producir un intenso efecto azulado, de ahí su deslumbrante belleza. No es de extrañar que esta hermosa criatura también reciba el nombre de “pájaro de la felicidad”.

Prueba a combinar estos mismos tonos de azul intenso con colores neutros pintando una pared de una tonalidad saturada de azul, como el ultramarino o el cobalto, y añadiendo accesorios azules en la habitación que imiten los tonos multidimensionales del plumaje del pájaro azul. También puedes inspirarte en las plumas de este pájaro y combinar el azul con un blanco nieve, gris suave y motas en tono caramelo.

Colores de la imagen