Crea un efecto calmante en tu oficina doméstica con tonos morados discretos y sofisticados. Al parecer las tonalidades pálidas de morado como el lavanda, lila, ciruela pálido, orquídea claro y cardo favorecen un ambiente relajado, liberan la tensión y alivian las migrañas.

Además de crear un ambiente relajado y amable, estos suaves colores terrosos pueden ayudar a reducir la potencia de la luz en habitaciones orientadas al sur. Mantén el desorden a raya con abundante espacio de almacenamiento y elige un mobiliario de líneas clásicas y nítidas. Añadir un toque de interés, como tu obra de arte favorita o un hermoso espejo dorado, te servirá de punto de concentración cuando necesites un descanso.

Colores de la imagen