Tu dormitorio es la única habitación de la casa que es exclusivamente para ti; el lugar donde te relajas y disfrutas de un poco de tranquilidad. Conviértelo en un remanso de paz con una combinación de capas de blanco y neutros. Procura mantener las superficies lo más despejadas que puedas y emplea el color con moderación para conservar el aire sereno y relajado.

Si quieres añadir contraste de forma sutil, destaca zócalos y detalles arquitectónicos con un blanco luminoso. Los patrones, como una fina raya diplomática en un neutro más oscuro en una pared pintada de blanco roto, centrarán la atención en un punto y aportarán definición al espacio. Añade calidez con superficies con textura y complementos textiles, como tablas de madera pintadas en blanco para el suelo y delicadas cortinas.

Studio Color 1

Además, te ofrecemos nuestro servicio de consultorio color, donde nuestra interiorista te ayudará a resolver todas tus dudas. ir al consultorio color online

Colores de la imagen