Dulces sueños

Si estás decorando un dormitorio que comparten dos personas con gustos diferentes, es importante encontrar un estilo que se adapte a los dos.

Para crear un ambiente romántico no tienes por qué recurrir a rasgos femeninos ni telas de encaje. Por el contrario, elige una combinación de colores sutil y a la vez potente y combínala con tejidos suaves y delicados; de este modo crearás un refugio de ensueño que es elegante y moderno.

Añade calidez

Comprobarás que los neutros cálidos dan una sensación increíblemente relajante y a la vez acogedora en un dormitorio. En esta imagen el blanco ostra, con su matiz rosado, es el color base ideal y queda estupendo cuando se combina con tonos grises, desde el piedra al marengo.

Aquí hemos utilizado una pincelada de albaricoque dorado en una pared para añadir un punto extra de calidez al espacio. El efecto global es suave y sutil.

Aplaca los sentidos

El truco para realzar el aire romántico de tu dormitorio reside en añadir tejidos táctiles y una iluminación de ambiente.

Prueba a sustituir las luces del techo por lámparas de pie y de mesa para crear un look más suave. Viste tu cama con telas naturales y delicadas, como sábanas de algodón puro y cubrecamas de lana. Por último, coloca una bonita vela aromática y un jarrón con flores frescas.

Colores de la imagen