1. Juega con colores que contrasten

“Es una magnífica oportunidad para destacar tus colores favoritos. Puedes optar por una paleta de colores primarios puros, como el azul marino, el rojo y el verde primavera, o puede que una paleta pastel de tonos azules y rosas suaves sea más de tu estilo. Utilízalos para crear un efecto a rayas espectacular; y no tengas miedo de jugar con rayas de diferentes tamaños para conseguir un efecto desenfadado”.

-- Lotta Linde, diseñadora de colores global

2. Saca partido a tu espacio

“¿Estás decorando un espacio alargado, como la entrada o la cocina? Pinta la pared del extremo más alejado de un color vivo y cálido para dar la impresión de que viene hacia ti. Utiliza un tono claro y neutro para el techo y las paredes circundantes para obtener un mayor impacto”.

-- Louise Smith, diseñadora de colores global

3. Renueva el espacio interior del que dispones

“No es necesario pintar toda la habitación para causar impacto. Solo tienes que añadir una combinación de estampados tradicionales y otros más peculiares, una colección de adornos y fotografías que ya tengas. Los patrones impactantes quedan especialmente bien en paredes blancas. Puedes utilizarlos en una cocina con mobiliario de estilo vintage y accesorios vistosos para darle un aire ecléctico y alegre”.

-- Willeke Jongejan, diseñadora sénior de colores global

4. Sorprende con un tono vivo

“Aplicar una capa de color en lugares poco habituales, como las patas de una mesa, las sillas y dentro de estanterías, hace maravillas a la hora de crear un elemento sorpresa. ¡Atrévete y elige un color que te haga sonreír!”.

-- Marieke Wielinga, diseñadora de colores global

Colores de la imagen