Las plantillas de encaje son una forma ideal para suavizar con sutileza las paredes blancas o añadir un foco de atención espectacular a espacios amplios. Con ayuda de plantillas de encaje, puedes aplicar fácilmente los complicados patrones del encaje vintage a tus paredes.

Si quieres dar un efecto elegante y etéreo, elige patrones de encaje pequeños, pero si lo que quieres es dejar patente tu estilo, las plantillas de mayor tamaño te permitirán dar un aire más moderno.

Añade un toque de encaje a los bordes de tu habitación o ve a por todas con un diseño único e impactante en el centro de la campana de la chimenea o en un hueco. Si te seduce la idea del arte instantáneo, estarce un panel detrás del cabecero de una cama o un sofá para crear un punto de atención espectacular. Para un efecto más atrevido, estampa con una pintura clara sobre una pared oscura o al revés. O si prefieres un toque más delicado, estarce con una pintura un tono más claro que el de la pared.

Colores de la imagen