Romántica y a la vez misteriosa, esta tendencia de color se inspira en crear un estilo suave y etéreo al superponer tonos pasteles con materiales fascinantes, como el encaje y el vidrio esmerilado.

[h1] La perfección en tonos pastel [/h1] Los colores que componen esta tendencia son suaves y ahumados, como el ciruela, el lila neblinoso y el gris perla. Utiliza diferentes matices de estos tonos para crear un tranquilizante efecto tono sobre tono o combina los neutros con tonalidades rosa o lavanda para darles un aire floral. Pon el toque final añadiendo elementos naturales.

[h1] Estilo a capas [/h1] La clave para crear un estilo delicado y etéreo es intensificar el color mediante capas. Si la habitación es pequeña, prueba a combinar neutros crema con un simple toque de violeta o morado pálido para dar sensación de espacio o, en habitaciones más grandes, utiliza tonos más oscuros como el musgo y el berenjena para crear un punto de atención espectacular.

Colores de la imagen