Utiliza una serie de artículos y muestrarios de colores para crear un collage de ideas.

Analiza el espacio. Cada color encaja con un tipo diferente de habitación, de modo que conviene analizar el espacio antes de nada. Si la habitación está orientada al norte y suele estar fría, los colores brillantes en tonos brillantes y saturados aumentarán la luz y darán sensación de calidez. Si está orientada al sur, casi todos los colores quedarán bien, incluso los más oscuros y radicales.

Piensa en el uso que le das a la habitación. ¿Es ahí donde comes, trabajas o duermes? Con el color conseguirás el ambiente que quieras. Los colores suaves, fríos y relajantes como el verde pálido o el azul agua llaman a la calma, mientras que los tonos vivos e intensos como los rojos y morados dan energía y estimulan.

La inspiración está por todas partes. La naturaleza es una fuente increíble de combinaciones cromáticas al alcance de todos. Da rienda a tu lado salvaje y adéntrate en la naturaleza. ¿Qué tipo de paisaje es el que te da más vitalidad?

Fíjate en los artículos del hogar que más aprecias. ¿Tienes un cojín o un cubrecama que aporta dinamismo a cualquier lugar? Elige los colores de tu accesorio estampado favorito e inclúyelo en el estilo final para darle un toque personal y coordinado.

El arte también puede servir de inspiración para un esquema de colores espectacular. Selecciona los principales colores de un cuadro que te guste para dejar aflorar tu creatividad.

La magia de un collage. Una vez que hayas elegido tus colores, reúne muestrarios, tejidos y muestras de papel pintado que expongan diferentes tonalidades de los colores que has escogido. Utiliza una superficie plana o un trozo grande de cartón blanco como telón de fondo de tu incipiente creación. Organiza y reorganiza hasta estar convencido. Tómate tu tiempo. Recuerda que es importante contemplarlo desde cierta distancia: enseguida sabrás si está bien.

Prueba antes de comprar. Los probadores son una forma fantástica de garantizar que el color que tanto te gusta quedará igual de bien en la pared que en tu collage de ideas. Pinta en sitios diferentes y bajo luces distintas o cuelga un papel de base tamaño A4 en varias paredes para comprobar cómo queda el color con luz natural y artificial en diferentes momentos del día.

Colores de la imagen