Para obtener un efecto tonificante, puedes recurrir al lima, un color fresco, puro y moderno, en la decoración interior de tu hogar. Este tono, que condensa sentimientos de esperanza y optimismo, produce una sensación de renacimiento y diversión, junto con la bondad y la vitalidad de los cítricos. El lima funciona especialmente bien en habitaciones con abundante luz natural, dado que saca a relucir la frescura de sus matices amarillos.

En la cocina, emplea las asociaciones naturales del lima como mejor te venga. Combínalo con otros colores cítricos para crear un espacio alegre o utilízalo para destacar un gris oscuro o crema para dar un sofisticado aire retro. En el salón, el lima queda muy bonito como contraste a tonos grisáceos o madera natural.

Colores de la imagen