Dicen que los que pongan el amarillo en sus vidas recibirán cosas buenas, al menos en China. Incluso tienen un dicho popular que dice: “Si las nubes son amarillas, tiempos prósperos están por venir.” Se cree que la gran civilización china comenzó en el año 2.697 a. C. con el legendario Huangdi, conocido como el “Emperador Amarillo”, a quien se le atribuye la introducción de las casas de madera, la escritura y las artes marciales. Durante siglos, el amarillo fue el color imperial y hasta nuestros días encarna el progreso, la felicidad, la gloria y la evolución en China.

Añade un alegre toque amarillo a tu hogar para realzar la decoración del baño o la cocina, y quién sabe, a lo mejor te trae buena suerte a ti también.

Colores de la imagen